Momodou

Gambia

Escucha la historia de Momodou en voz de Xavier Aldekoa.

Momodou Jarjou, de 68 años, está casado con tres mujeres y tiene diez hijos. Dos de ellos dejaron la villa de Doboo, en el interior de Gambia, para ir hacia Europa. Ousman, de 17 años, ha llegado a Alemania, pero a Mustafa, que es dos años más grande, le perdieron la pista pocos días después de entrar a Libia. Jarjou teme que alguien tenga secuestrado a su hijo. Varias organizaciones internacionales han denunciado que las mafias libias secuestran y mantienen retenidos en condiciones infrahumanas a centenares de inmigrantes para pedir dinero a sus familiares a cambio de liberarlos. A veces, los secuestradores llaman por teléfono a las familias mientras torturan al rehén para acelerar el envío de dinero. También hay miles de personas que desaparecen en el desierto del Sáhara o se ahogan en el Mediterráneo sin dejar rastro.

Jarjou, taxista retirado, mantiene la esperanza, pero no ha tenido ninguna noticia de su hijo en los últimos meses. Su desesperación e incertidumbre es compartida. En su pueblo, en cada casa hay al menos un joven que se ha marchado hacia Europa, con éxito o no, tomando la ruta conocida como The Backway, literalmente, por la puerta de atrás. “Los jóvenes se van. Esta ola de migración tan grande nunca había pasado antes”, dice. Jarjou cree que Occidente debería hacer algo. “Libia ahora no es un lugar seguro. Mi hijo es un buen chico, Europa lo tiene que ayudar. Vosotros podéis coger un avión y venir aquí fácilmente a hacernos fotos. ¿Por qué los africanos no podemos viajar como vosotros?”.